miércoles, 21 de marzo de 2018

POEMA; ARENA TRISTE

Mi presente se disfraza de un desierto sin final,
soportando la verdad de los espejos.
No hay oasis que me ayuden a olvidar la realidad
de tenerte cerca y sentirte tan lejos.
No quiero verme en guerras que dejan tantos heridos,
pero siempre fui maestro en no cumplir lo prometido.
Aún flotan tus recuerdos dentro de mi copa llena,
por no dar la vuelta al reloj y dejar caer la arena.
Te sorprende, de repente, una tormenta en una esquina,
sin saliva que limpiara la maleza,
y hoy deseas sumergirte en agujeros con espinas,
donde acaban los cuentos que nunca empiezan.
No has logrado despojarte de fantasmas del pasado,
como un barco que partió pero aún no ha regresado.
Somos labios que se miran pero que mueren de sed,
aunque sepan que aún queda mucha arena por caer.
Enmudecimos los dos viendo llorar a la marea
lágrimas de mar, de dolor, en medio de nuestra pelea.
Tragos de agua salada que jugaron al despiste
esparcieron las cenizas que dejó la arena triste.


AUTOR; Gorka Lizaso Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario