viernes, 31 de octubre de 2014

FINALISTA Nº 1; BEGOÑA IRIBARREN ASTORKITZA

ELLA NADA SABÍA

Ella nada sabía, 
sólo intuía y a veces sospechaba.
Cuando el día venía solitario y tranquilo
se sentaba a escribir y 
a rogar a sus folios que trajeran historias.

Entonces invocaba la oración de los versos.
Se encomendaba a Lorca 
y encendía el ordenador, como si fuera una vela
en la noche piadosa.

Pero las palabras, las letras, se escondían huidizas. 
Corrían por la nada, separadas y solas
y de nada servía perseguirlas a gritos.
A veces se juntaban y hacían una frase que traía un
rumor para enfadar al viento.

Sólo ella sabía que las letras jugaban sus burlonas jugadas;
porque no era ella quien hablaba de amores,
de engaños, de celos, de dolores del alma. 
Eran ellas las letras
las que clavaban criminales espinas
en los días perversos.

Ella nada sabía, sólo intuía y a veces,
distraída y cansada con los ojos perplejos
se dejaba arrastrar por las blancas praderas
y un rumor de palabras le venía al oído.

Eran ellas, las letras, que a veces se juntaban
o la dejaban sola abandonada a su suerte.

FINALISTA Nº 2; MARTIN DEL ALBA

He soñado que bajabas del cielo



1. Hoy he soñado contigo
con que bajabas del cielo
y agachándote a mi lado
me acariciabas el pelo

Con lágrimas en los ojos
y sin abrirlos siquiera
te he susurrado un te quiero
despacio pa que lo oyeras

2. No te preocupes mi vida
aquí estoy pa lo que sea
sueña de nuevo conmigo
las veces que tú quieras

1. Dame un beso en la frente
de esos que tú me dieras
algo que llene mi mente
toita de cosas buenas

2. Un beso te doy con abrazo
aunque mi cuerpo no sientas
y acuérdate de todos los juegos
esos que ya no juegas

1. No te marches de mi vera
que todavía te necesito
que se me hace larga la vida
desde que no estás conmigo

2. Jamás dejare este sitio
si tu cariño es eterno
pues he dejado mi vida
pues he dejado mi cuerpo

1. Ahora que ya te he sentio
estoy tranquilo y sereno
notando tú beso y abrazo
y tu caricia en el pelo

FINALISTA Nº 3; FELIPE SANCHEZ GONZALES

Restos de un poema

Soy el fantasma de mi propio recuerdo,
alma de un horizonte deambulando
entre lejanos destinos.
Donde la yerta caricia de lo frío
se cobija despacio en los retazos
de remendadas alegrías.

Soy el fantasma que se agita
en la honda quietud del silencio;
donde recojo pequeñas amapolas,
entre las cenizas de la vida.

Soy el sueño de una noche triste,
también una mala fantasía;
de una confundida algarabía.
¡Sólo soy un fantasma perdido en esta vida!

FINALISTA Nº 4; LUIS ANTONIO BEAUXIS CÓNSUL

HASTA EL HORIZONTE...




Desde mi ventana hasta tu ventana
cruzaré la noche hasta la mañana:
pájaro nocturno que en furtivo vuelo
cumpliré mi sueño que es también desvelo…
Tu lecho te pido para hacer mi nido,
tu pecho y mi pecho y un solo latido.
Un latido, un nexo, tu sexo y mi sexo:
un cóncavo exacto a cada convexo.
Con pasión, con besos, con tiernos excesos
nos fusionaremos pieles, carnes, huesos
y venas y médulas que arderán gloriosas
hasta el horizonte ¡estallando en rosas!

FINALISTA Nº 5; SHEINA LEONI HANDEL

Como sangre por mis venas

Como sangre por mis venas
va corriendo la poesía,
con esa fuerza  radiante
se ha transformado en mi vida,
dueña de esa luz etérea
vuela encendiendo mis días,

y cuando llega la noche
entre las estrellas brilla;
no quiere dejarme solo
y desde el cielo me cuida.
Amo escribir nuevos versos
en el jardín de la vida,

cada palabra que surge
es como tierna semilla,
que va creciendo de a poco,
resguardada por la brisa,
mientras la riego de estrofas
ensimismada y sin prisa,

trayendo viejos recuerdos
o creando nuevas rimas.
Porque eso es simplemente,
en que consiste la vida,
caminar hacia el futuro
manteniendo la alegría,

hacer nuestra la existencia
cubriéndola de caricias;
y compartir la esperanza
en un mundo de poesía.



FINALISTA Nº 6; GERARDO VERA (GERALDIN)

La luz.

Ilusiones de luces fui creando conmigo
Encantos de la vida que pude rescatar
Converse con las olas, o viaje con el viento
y al sol y el firmamento quise conquistar

Hay veces que quisiera cantar con alegría
Hay días que prefiero callar y sonreír
Hay tardes que no puedo aclarar mis anhelos
Y hay noches que los sueños no me dejan dormir

Contarle a todo el mundo quisiera, por los ojos
Más bellos que e logrado mirarme alguna vez
Mis primeros amores, tan puros cual los besos
Que me diera algún día, mi amor con timidez.

Caricias de consuelo yo me robe una tarde
Cuando el sol se ponía con todo su esplendor
Y mientras las gaviotas volaban a mi lado
Me sentí acompañado con Dios en mi interior

Y pense tantas cosas, recorrí los caminos
Que me diera el destino de todo existir
Reproche sin fracasos, medite los aciertos
Cual amores inciertos que no supe vivir

Recurrí a los misterios que la mente contiene
Me engañe muchas veces para poder seguir
Y en sueños delirantes alenté mis pesares
Que como manantiales, no dejan de venir  

Por eso algunas veces es que quiero estar solo
Por eso muchas otras las quiero compartir
Mas algunas confieso, no se como vivirlas
Por que sé, que se apaga la luz ... la luz, del existir.

FINALISTA Nº 7; ENRIQUE BOLAÑOS CONTRERAS

CUANDO LA ALMOHADA SUSURRE TU NOMBRE…

Voy a escribir en tu corazón, como con cincel,
un poema que embriague tu mente de recuerdos,
y tu lengua, al recorrer tus labios, los vuelva papel
que espera ansioso la tinta de los nuevos versos.
Un poema en el corazón que busques en el aire,
que entre los mil aromas de perfumes tan distintos
devuelva a tu boca el sabor de piel húmeda y salobre
y te recuerde ser mujer, y serlo con todos sus instintos.
Un poema que haga que la almohada susurre tu nombre
y que tus sueños se vuelvan tan vívidos en tu cama
que con brazos y sábanas cubras el espacio que esconde,
junto a tu cuerpo, el poema que hizo libre a tu alma.
Pero mientras hallo el cincel, la pluma, papel y sobre
para hacerte llegar el poema que aún no te escribo,
esta noche, cuando la almohada susurre tu nombre,
la abrazarás y le contestarás pronunciando el mío.

FINALISTA Nº 8; LUCAS ZUGASTI

Corazón mudo,
Corazón seco de sangre,
Aun teniendo labios besados...

De nada sirven,
Sino dicen esas palabras mágicas
Y todo ocultan, Sin esas palabras
brotando.

Labios carnosos,
Siempre jugosos
Y siempre deseosos, Perfilando
una tierna sonrisa.

Virginales ellos,
Sin nunca haber dicho esas dos palabras,
Otros labios y otras lenguas ya los compartieron, Pero
de nada sirvió,
Sino le arrancaron la frase mágica.

Labios que nunca han dicho TE QUIERO Y
corazón que no entiende a mediocres.