domingo, 28 de octubre de 2012

1º PARTICIPANTE; Francisco Pavón Madroñal

DEDICATORIA: 
Este poema va dedicado a todas las mujeres que fueron mamá desde muy joven y en especial a Verónica que me enseñó a escribir los poemas más bonitos. Los que se escriben con la propia vida.


FRENTE AL ESPEJO

Enfrente a el.

Mirada perdida que se quiebra en un espejo,
los rasgos profundos, todo queda ya lejos.
Pupilas que reflejan una vida ya vivida
los recuerdos de una niñez que vagan perdida.

Infancia que se trucó en la chistera de la ignorancia.
Niña que cambiaste la muñeca por la verdad,
niña que dejaste de jugar en el patio por la responsabilidad,
niña que remplazaste tu niñez por la de mamá, antes de ser mujer.

Mujer que dentro de ese espejo sigues siendo niña.
Reflejos que se transforman en recuerdos,
el calor de los abrazos de un abuelo que siempre te protegió
con cuerpo frágil y consumido por las arrugas.

Mujer que dentro de ese espejo sigue siendo niña.
Recuerdos que se transforman en fantasía de;
ser Campanilla y con sus alitas de cristal
escapar volando al País del Nunca Jamás.

Mujer que dentro de ese espejo sigue siendo niña.
Fantasía que vuelve a la realidad en un parpadeo;
orgullosa de ser mamá, canción de cuna de una luna
que arropas con un beso; la experiencia más bonita de la vida.

Frente al espejo.
Parpados cansados que se cierran con la llave de una lágrima
hace que se apague la luz,
la oscuridad envuelve de nuevo la habitacíón,
esta noche descansarás.

Sueña con la niñez que deseaste tener.

2 comentarios:

  1. de sensitiva percepción, Francisco demuestra habilidad con los versos largos y la rima sutil, pero su mayor capacidad estriba en la efectiva composición de las frases que hacen al lector recrearse en sus palabras con complicidad.
    poesía cómoda, reconfortante, para leer en voz alta

    ResponderEliminar
  2. Gracias Agusti, me algas con tu comentario, de verdad ayuda y anima mucho estos tipos de comentarios.

    ResponderEliminar